Durante muchos años se recordó a esta festividad como “Día de la Raza” pero, con el paso del tiempo y mediante el decreto N° 1584/2010, el Poder Ejecutivo Nacional modificó la denominación y el sentido del tradicional  feriado del día 12 de octubre, dotando a dicha fecha de un significado acorde al valor que le asignan nuestra Constitución Nacional y diversos tratados y declaraciones de derechos humanos, a la diversidad étnica y cultural de todos los habitantes.

En efecto, el espíritu del artículo 75° de nuestra Carta Magna reconoce la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas de nuestro territorio, la personería jurídica de sus comunidades y la posesión y propiedad comunitaria de las tierras que ocupan, entre otros derechos. En consecuencia se optó por la denominación de “Día del respeto a la diversidad cultural”, dándole la significación de fecha utilizada para promover la reflexión histórica acerca de los derechos de los pueblos originarios describiendo la interacción entre las culturas de un modo horizontal y sinérgico.

Se ha pretendido así reconocer y valorar las diferencias culturales entre los diversos grupos humanos que han poblado y aún conviven en nuestro territorio, asegurando los beneficios de la libertad, para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino.